Sobre nosotros

Nuestra empresa

Comercializadora Amusco Ltda. es una empresa familiar que nació el 25 de Octubre de 1982. El nombre se debe al recuerdo del pueblo natal de España de mi querida abuela y madrina Enedina. Ella a muy temprana edad llega a Chile, donde tiempo después se casó con Raimundo Olfos, teniendo 6 hijos. En 1925 arrendaron una panadería en la capital, que incluía carretas repartidoras de pan y todo lo necesario para llevar a cabo esta noble labor, bajo el nombre de “Panadería La Fama".

Uno de sus hijos, Dan Olfos, siendo muy joven se independizó y arrendó su propia panadería en Los Andes, cambiando de lugares, hasta que se radicó definitivamente en Viña del Mar con la mítica Panadería "Viale".

Dan Olfos tuvo tres hijos, entre los cuales estoy yo, Ramón Olfos (ingeniero comercial), y mis hermanos Dan (arquitecto) y Raimundo (profesor de matemáticas). Luego de la crisis del 81, y de la quiebra del molino de harina de Cabildo de mi padre, mi hermano Dan diseñó y llevó a cabo el proyecto en Villa Alemana de la construcción de la "Panadería Huanhualí", la que tomó el nombre de la calle en donde está ubicada. 


El primero de mayo de 1983 se inauguró la panadería de Huanhualí, inicialmente partiendo con mi hermano Dan, mientras yo estudiaba y mi padre se recuperaba. Mi hermano Dan luego se dedicó a su profesión de arquitecto y la panadería quedaría a nombre de mi padre, hasta que, finalmente, me hago cargo de nuestra querida panadería, quedando intacta la tradición que la vio nacer.

Mi primer deseo fue cambiarle el nombre, ya que con orgullo puedo decir que soy la tercera generación de este noble y sacrificado oficio, tal como lo hizo mi abuelo y mi padre: en honor a ellos a partir de 1996, conoceremos a la casa matriz y sus sucursales como Panadería y Pastelería Olfos.

Gracias a la preferencia de nuestros clientes de Villa Alemana, Viña del Mar y otras comunas de la región donde están presentes nuestros productos, nuestro nombre se ha transformado en un referente en pastelería fina y panadería tradicional; gracias a la calidad de las materias primas y el proceso artesanal desarrollado por nuestros maestros para llevar día a día, las mejores especialidades a su mesa.

Esperando que comparta conmigo la alegría de esta historia, se despide

Ramón Olfos Ayarza

Gerente General